Sinopsis

Park Jae Won es un arquitecto con una personalidad apasionada y honesta. Disfruta de las pequeñas calles de la ciudad y colecciona diferentes cosas. No olvida a la mujer que le robó el corazón y desapareció.

Lee Eun Oh trabaja como vendedora independiente. Hace un viaje sin hacer planes específicos. Durante su viaje, Lee Eun Oh se encuentra con Park Jae Won en un lugar extraño. Se presenta a sí misma como Yoon Sun Ah y pretende tener un espíritu libre, que es una personalidad totalmente diferente a su yo real. Ella se enamora de él.

Trailer oficial.

Reseña

Lovestruck in The City es un kdrama de amor que nos muestra a este mismo desde distintas caras. Nos presenta la historia de la pareja principal, Park Jae Won y Lee Eun Oh quienes tuvieron un amor fugaz en el verano, pero el cual significó mucho más que solo pasión veraniega. También nos cuenta la historia de otras 4 personas. Dos de ellos que son pareja desde hace mucho tiempo y dos solteros, de los cuales hablaremos más adelante.

El drama tiene una forma diferente a la convencional de narrar la historia, nos encontramos con un falso documental, en donde nosotros no somos solamente los espectadores sino también la persona encargada de realizarlo. Al principio vemos cómo cada uno de los protagonistas de esta historia se van presentando a ellos mismo ante el público. Entendemos que esto se está haciendo con el fin de contar cómo llevan el amor las personas adultas.

Las tres parejas en las que se centra la serie.

La verdad es que me pareció un trabajo realizado de manera interesante. Si bien al principio la historia puede parecer un poco lenta debido a las narraciones y sucesos durante la “filmación” del documental, lo cierto es que logra captar a la audiencia. En el proceso vemos cómo se juntan flashbacks del pasado para ir explicándonos la historia y los sucesos del presente. 

Aunque, debo admitir que a pesar del gran amor que le tengo a Ji Chang Wook (Park Jae Won) este papel no es uno de mis favoritos. Su personaje puede llegar a ser desesperante en cierto punto, y lo mismo ocurre con su co-protagonista. Tengo que decir que aunque me gustó mucho este drama, al final lo terminé de ver gracias a las otras parejas y las demás historias, mucho más allá del romance de los protagonistas.

A pesar de que puede pasar por desesperante e incluso aburrido en ciertas partes, tiene su momento de auge, ese momento en el que no te puedes despegar de la pantalla y seguir viendo para averiguar cómo termina la historia.

Park Jae Won y Lee Eun Oh

Hablando de la historia en sí, Park Jae Won me pareció un personaje totalmente patético durante todos los episodios, pero mucho más aún hacia el final, y aunque puedo entender muchas de las cosas que hizo por amor, la verdad es que no termino de comprender por qué no quería entender que Yoon So Ah (Lee Eun Oh) se había ido de su vida para siempre, que ella ya no quería saber nada sobre él. Ya pasó un año, hombre, es hora de que te levantes y comiences a vivir tu vida nuevamente y dejarla ir. Pero no, él seguía resuelto a encontrarla y esperar que recapacitara.

Park Jae Won borracho hablando con Yoon So Ah.

En cuanto al personaje de Yoon So Ah, la cual más adelante en la historia nos damos cuenta que en realidad se llamaba Lee Eun Oh, a ella puedo entenderla realmente, si bien al comienzo me parecía una persona que simplemente no quería aceptar las consecuencias de sus acciones, con el pasar de los episodios, y en especial casi al final, pude notar que en realidad era alguien que había pasado por mucho. Tenía sus razones para actuar de esa manera, no la justifico del todo, pero todos somos humanos y cometemos errores, y en ese proceso muchas veces queremos huir y escapar de nuestro pasado.

De todos los personajes del k-drama siento que quien tuvo más evolución fue precisamente ella, una vez destapa todo lo que tenía guardado y se deja ayudar, podemos ver una persona completamente nueva, alguien que se siente lista para enfrentar el pasado y asumir las consecuencias, y lo más lindo de su crecimiento es cuando después de reencontrarse con Jae Won, acepta que él la seguirá amando siendo Yoon So Ah o Lee Eun Oh.

Park Jae Won y Lee Eun Oh reanudan la relación.

Choi Kyung Joon y Seon Rin Yi

Una vez hablado de los protagonistas hay que hablar de la pareja secundaria. el primo de Jae Won, Choi Kyung Joon y la mejor amiga de Lee Eun Oh, Seo Rin Yi. Desde el principio de la historia nos la pintan como la pareja ideal, son dos chicos que llevan muchísimos años de novios y que aunque se han peleado y casi terminado, siempre vuelven al otro. Pero luego de a poco vemos cómo la forma de vida que tiene cada uno comienzan a chocar, y aunque durante todo el proceso siempre vemos a Kyung Joon cediendo y cumpliendo los deseos de Rin Yi, al final la relación termina porque ésta última no quiere aceptar la ayuda de su novio ni el modo de vida que él desea para ella.

Y aquí es donde uno se da cuenta, por más que se amen, una relación nunca va a progresar y funcionar si ambos no quieren lo mismo. Seo Rin Yi lleva una vida relajada, tiene trabajos de medio tiempo con los que logra mantenerse, y vive constantemente en un modo de ahorro y reciclaje. Por su lado Kyung Joon trabaja junto a su primo en una empresa de arquitectura y construcción. Al leer esto probablemente pienses que los dos no pegan ni con chicle, pero la verdad es que sí eran una muy linda pareja. 

Debo admitir que el final que le dieron a esta pareja aunque al principio me decepcionó, una vez analizarlo bien, se me hizo muy necesario y maduro. Solo tenían dos opciones, o uno se adapta al modo de vida del otro o terminaban la relación, y aunque fue en unos muy malos términos y de manera muy triste, lo cierto es que al final, fue la mejor decisión, sus caminos llevaban a diferentes lugares.

El día que Kyung Joon y Rin Yi iniciaron su relación.

Kang Gon y Oh Sun Young

Por último tenemos a la pareja que no tuvo casi sentido, pero les debo admitir que me sacó unas buenas risas, se trata del mejor amigo de Lee Eun Oh y Seo Rin Yi, Kang Gon y Oh Sun Young una profesora de educación física. Aunque al comienzo de la historia no entendemos muy bien en qué se compaginan todos los protagonistas poco a poco se van uniendo las parejas y luego nos queda ésta, quienes en realidad más que pareja eran ex-pareja. Y aunque se narra muy poco sobre ellos, se me hace que es en realidad el amor más bonito de los tres, si bien terminaron por celos de parte de Sun Young, casi llegando al final vemos la bonita revelación que ella le hace a Kang Gon, donde admite que es el único hombre que le ha gustado de verdad, también vemos que para él, ella es una chica digna de admiración. Lo cierto es que yo me quedé con muchas ganas de que ellos dos volvieran a estar juntos, pero no se pudo.

Con ellos vemos que para poder estar con alguien, primero debes estar seguro de ti mismo, gustarte y amarte. Y aunque no pierdo la esperanza de que quizás en el futuro ellos dos puedan volver a estar juntos (si es que hacen continuación), lo justo es que se queden como están.

Kang Gon y Sun Young.

Lee Eun Oh, Seo Rin Yi y Kang Gon

Quiero hacer mención especial a la amistad tan linda y pura que tenían estos tres. Se conocían desde el colegio y tenían una amistad de más de 10 años. Una amistad sincera y hasta llegando al punto de ser tomada como fraternal, se ve claramente que se querían como familia ya que era lo único que ellos tenían.

La preocupación que demostraron Kang Gon y Rin Yi cuando Lee Eun Oh desapareció después de las desgracias que le ocurrieron es simplemente hermosa y emotiva. El espacio que le dieron cuando ella regresa después de tres meses, no le hacen preguntas, no la juzgan, no la regaña, simplemente esperan a que sea ella quien se tome la iniciativa y les cuente todo lo que sucedió. Y por último, el amor y afecto que le demostraron cuando ella decidió abrirse y hablar sobre lo que había sucedido.

Claro, no es algo que ocurra solamente hacia Eun Oh, entre todos se demuestran una amistad de esas que no se encuentran todo el tiempo, y que si tú tienes la suerte de tenerla, te quiero recordar que la cuides con todas tus fuerzas, porque amigos así hay pocos.

Seo Rin Yi, Kang Gon y Leu Eun Oh en navidad.

Así que una vez terminas el kdrama te das cuenta que el “amor en la ciudad”  fue solamente para los dos protagonistas, que las relaciones solo pueden continuar si ambos van hacia el mismo lugar, que los celos pueden alejarte de la persona que de verdad quieres, y que los amigos son necesarios para la vida.

Es una historia que vale la pena ver, quizás no es de las mejores que puedes encontrar, pero se nota el amor que le puso Netflix a la producción. Si siguen por este camino quizás en el futuro nos puedan entregar dramas joyitas y memorables como los que por años nos han regalado las cadenas de televisión coreana.

Mi OST favorito.

Se despide Egli y les desea una feliz vida. Nos vemos en otra reseña ;D.