Sinopsis

Las esperanzas y los sueños de cuatro generaciones de una familia de inmigrantes coreanos, comenzando con la historia de un romance prohibido que conduce a una saga arrolladora que tiene lugar en Corea, Japón y Estados Unidos.

Reseña

Desde el primer episodio Pachinko tiene el poder de atraparte y hacerte adentrar en la historia de una manera asombrosa, es imposible que pierdas la concentración o el interés. Contando dos o hasta tres historias al mismo tiempo, haciendo saltos temporales entre el presente y el pasado Pachinko logra contarnos de manera espectacular la historia de la vida de Sun Ja y la consecuencia de sus acciones.

La primera temporada llegó a su fin y mentiría si dijera que no quedé con ganas de seguir viendo, me hubiera encantado que la temporada contara con más episodios, pero admito que hacerlo de 8 episodios fue una estrategia inteligente para causar deseo de seguir viendo. Con su ya confirmada segunda temporada no queda más que esperar hasta su estreno, porque hay muchas cosas que quedaron carcomiéndome el cerebro.

Pachinko está basada en el libro del mismo nombre, el cual fue éxito debido a la forma tan real y cruda de narrar los sucesos ocurridos durante la invasión japonesa a Corea y la adaptación no se queda atrás. Somos espectadores de la vida de Sun Ja desde incluso antes de nacer, hasta su vejez.

Sun Ja en su juventud.

Sun Ja que nació y creció en pleno dominio japonés no conocía otra vida que no fuera la de la pobreza y el temor hacia los japoneses, a pesar de todo se puede decir que se crió bien. Pero el drama nos narra lo triste, pobres y sometidos que eran los coreanos en ese tiempo, incluso en su mismo país. Eran extranjeros en sus propias tierras, y la vida no hacía más que complicarse.

Nos va mostrando de a poco la juventud de Sun Ja, mientras en el futuro nos cuenta la historia de su nieto, pero sin dejarla a ella por fuera. Las acciones de Sun Ja le trajeron consecuencias tremendamente fuertes, pero ella siempre demostró la fortaleza necesaria para salir adelante pese a todo. Se enamoró de un hombre que sólo se aprovechó de su inocencia y que no podía verla como algo más que la mujer que engendró a su primer hijo varón.

Sun Ja y Koh Han Su, su primer amor.

Es imposible no prestar atención en cada episodio qué va pasando, si te pierdes un detalle dejas de entender y no te puedes permitir eso. La narrativa del drama te causa mucha ansiedad por saber qué sucederá, vas intentando atar cabos con lo poco que sabes del pasado y los datos que tienes del presente.

Es una historia triste, no es una historia de amor, de familia o de superación. Es una historia de dolor y sufrimiento, es una historia que pese a ser ficticia retrata la realidad de muchas mujeres y hombres que vivieron durante ese tiempo. Basada en hechos reales hasta cierto punto Pachinko logra marcar con cada episodio que va pasando.

Quiero destacar que la actuación de los actores no deja nada a desear, todos cumplen su papel de la manera más perfecta posible. Debo admitir que comencé a ver el drama únicamente por el papel que representaba Lee Min Ho, pero terminé olvidándome de él y enamorándome de todos los demás actores y actrices, que pese a no tener tanta fama en Corea como Lee Min Ho, lograron robar la atención.

Desde Solomon hasta Isaak, son personajes que robaron el amor y la atención de todos los espectadores del dorama. El casting es perfecto y perfecto, todos y cada uno cumplen con su papel de manera espectacular. Aunque debo destacar a Kang Min Ah, la representación joven de Sun Ja. Esta actriz demostró de lo que verdaderamente está hecha, aunque no he visto alguno de sus otros proyectos, Pachinko me dejó con ganas de hacerlo.

Según rumores Pachinko contará con un aproximado de 4 temporadas, y sinceramente espero que sea así, no es una historia de la que me pueda deshacer fácilmente. Por otro lado, hay ciertas esperanzas de que tanto Pachinko como el casting reciban nominaciones a los premios Emmy, y siendo sincera espero que sea así, porque es una historia que lo merece, no solo por la calidad del trabajo, sino también por la valentía de contar una historia tan fuerte y triste para la nación de Corea.

Te invito a que lo veas, no te arrepentirás jamás de hacerlo. Si ya lo viste por favor déjame tus opiniones en comentarios, amaría leerte.

Se despide Egli de Egli Escribe.