En general es una buena película, diría que incluso mejor que la primera, y continúa con el mismo mensaje de amor propio y aceptarse tal...